AEROGRAFIA:

Todo para el cliente… el aire, también:
Por Ignacio Otero.

 

 

 

Este es mi quinto articulo dedicado a la actividad aerográfica  en donde he pretendido a lo largo de cada uno de ellos, simplificar en lo posible todos y cada unos de los aspectos técnicos de esta lúdica actividad en beneficio del conocimiento del comerciante en cuanto a su “familiaridad” con las herramientas y sus posibilidades de ofrecerlas a sus potenciales clientes.

 

Hemos comenzado desde la primera nota, explicando en que consiste la actividad aerográfica, su aplicación en tan variadas actividades artísticas y comerciales y he tratado de un modo sencillo y práctico de orientar al comerciante sobre la necesidad de “conocer lo que se vende” para mejor conformar los requerimientos planteados ante el mostrador.

 

Para mejor fundamentar los contenidos de cada edición, he ilustrado las notas con trabajos de mi autoría, graficado detalles de interés y agregado fotos de la principal herramienta a utilizar… el aerógrafo.

 

Hasta este momento, todo este contenido no se completaría verdaderamente de no hacer una referencia mas o menos detallada de lo que sabemos ha de ser un elemento fundamental para el eficaz funcionamiento de nuestra herramienta… el “suministro de aire”.. el compresor.

 

De nada sirve explicar las ventajas del uso de un aerógrafo a nuestro cliente si a la ahora de decirle que necesariamente para que este funcione debe usar un suministro de aire y no tenerlo en nuestras listas de productos para ofrecerlo

 

 

 

Para todos los gustos… grandes y chicos…

 

En este tema, las posibilidades son sumamente variadas… ya que según la actividad a desarrollar u otros factores intervinientes; han de ser los compresores elegidos según su tamaño, transportabilidad, ruido, caudal de aire, etc.

 

Sabemos por lo dicho en anteriores notas que los compresores con reserva de aire (tanque), son los ideales para el trabajo aerográfico, ya que esta reserva nos garantiza una salida continua y permanente de la presión elegida sin que el motor de nuestro compresor esté necesaria y constantemente funcionando.

 

Cuanto mas capacidad de aire tenga nuestro compresor… mejor así… el laquedo con barniz de una decoración vehicular, necesitará de buena presión, sin variables para que nuestro barniz no se pulverice y notemos al tacto o visualmente un “punteado” del producto que afectará el brillo final… tan importante en este tipo de terminaciones.

 

Los compresores de gran capacidad… superiores a los 25 litros de capacidad de aire, son muy fáciles de conseguir en tiendas de herramientas industriales o en supermercados, con los cuales seguramente no podremos competir en precio…pero hay otras posibilidades que muy bien podemos nosotros incluir en nuestras estanterías con el fin de satisfacer a nuestra clientela.

 

Otro tema de este tipo de compresores que puede ser un obstáculo para la compra, es que hacen necesariamente ruido al funcionar, limitando el horario de trabajo y nuestra comodidad de disposición según el hábitat.

 

He aquí un punto importante que debemos tener en cuanta dado que el comerciante puede ofrecer a sus clientes un amplio rango de elementos para suministrar aire sin ruido o con muy escaso nivel de este.

 

 

 

Aire en lata:

 

Lo mas económico que hasta aquí se conoce, son las “latas de aire”…aire envasado a presión en tubos de aerosol que con un simple adaptador nos permite disponer de un suministro mas o menos adecuado para al menos hacer las primeras experiencias.

 

Estas latas de aire pre envasado, limitadas en cuanto a su capacidad y con la imposibilidad de ser recargadas por razones obvias de seguridad y posibilidades técnicas para su rellenado…se acaban con relativa facilidad… resultando a la larga caras para el cliente.

 

 

 

Silencio… no molestar… artista trabajando... y bebé durmiendo:

 

He aquí un rango interesante de compresores aerográficos que poseen tanque de reserva y que por ser alimentados con un motor de refrigeración, el ruido es absolutamente nulo…. Cero nivel de ruido

 

A la hora de explicarles a mis alumnos de los talleres de aerografía las ventajas de estos compresores, les digo que estos no tienen limitaciones de horarios de trabajo por no “molestar” su funcionamiento a nuestros vecinos… y hago la broma de que podemos trabajar tranquilamente con el bebé durmiendo que no ha de despertarse con sobresaltos.

 

A pesar de ser relativamente pequeños (60 cm de alto mas o menos) y de que poseen manijas y ruedas para su transporte, pueden ser complejos de llevar en aquellos casos en que el operador no tenga un lugar fijo de trabajo por que su tarea la realice en eventos, exposiciones, a domicilio u otra razón que requiera del constante transporte de nuestro compresor.

 

 

Artistas itinerantes:

 

Estemos preparados para satisfacer a todo tipo de requerimiento de nuestros clientes… para ello nuestro mercado ofrece un tipo de compresores con un bajísimo nivel de ruido y un suficiente caudal de aire como para poder desarrollarse en actividades aerográficas específicas que requieran como condición fundamental, la facilidad en el  transporte de todo nuestro equipo.

 

Un tema que me ha preocupado siempre…  poder ofrecerles a mis alumnos y público en general un equipo que sea de fácil transporte, pequeño, liviano, efectivo, sin mantenimiento y de eficacia según las condiciones requeridas.

 

Ideales para maquilladores profesionales que deben hacer su trabajo desde los set de filmación hasta los camarines.. o para aquellos maquilladores de Body Painting o artísticos que en fiestas infantiles y restaurantes, maquillan a decenas de chicos yendo de un lugar a otro.

 

Compresores prácticos en cuanto a su tamaño y consecuentemente el espacio que ocupan en el taller del maquetista que arma sus dioramas en lugares generalmente de dimensiones pequeñas y rodeados de otras herramientas.

 

Para los profesionales que hacen bronceado sin sol a domicilio y necesitan de un equipo liviano y que incluya preferentemente un maletín con espacio para sus cosas… ir en un día de trabajo de un domicilio a otro con seguridad y comodidad.

 

Muchos de mis alumnos de los cursos de aerografía, han encontrado eficaz estos equipos dado que los fines de semana participan de ferias y eventos al aire libre en donde pintan por ejemplo remeras u otros objetos delante del público, sabiendo que esta exhibición directa incentiva y facilita la venta de sus productos por verse estos mas artesanales que los pintadas industrialmente.

 

Esta nueva generación de compresores son los adecuados para la decoración de tortas, el Kit ya  incluye un aerógrafo de doble acción independiente y todo el equipamiento ocupa el lugar de su maletín contenedor.

 

Este compresor en sí incluye filtro de aire, luz testigo de funcionamiento, manija para transporte individual, atril porta aerógrafo y se ofrece en diferentes colores…. Aerógrafo, manguera y maletín…. Una solución práctica para un determinado nicho de nuestra clientela.

 

 

Hasta aquí, la aerografía es un negocio rentable para todas las partes intervinientes, importadores, fabricantes, mayoristas, comercios minoristas, etc…. Todos estos, partífices de la comercialización de elementos que permiten desarrollar la actividad.

 

El actor mas importante de todo… siempre ha de ser el “consumidor final”… el cliente… quien deberá verse beneficiado por la convincente decisión de haber adquirido su equipo en el lugar apropiado.. en aquel comercio en donde habrán sabido ofrecerle el mejor producto dentro de sus posibilidades económicas o aspiraciones técnicas o artísticas.

 

Para eso es entonces indispensable y prioritario, conocer el producto; para comprar bien y vender mejor… para asegurarnos la confianza de que nuestro cliente, volverá a nuestro mostrador sabiendo que somos confiables en nuestros conocimientos y apreciaciones.

 

Para ayudar a adquirir esos conocimientos es que han apuntado las notas ya publicadas y las próximas a hacer luz.

 

 

 

 

 

 

 

IGNACIO OTERO

Cursos de aerografía personalizados y a distancia,
editados en CD ó vía Internet

www.miaerografo.com.ar

aerografía@sinectis.com.ar
Teléfono para consultas sobre esta nota: 011 4204-2243